Su navegador web Internet Explorer está obsoleto lo cual puede provocar que ciertos elementos de este sitio se muestren descolocados y/o no se carguen correctamente.

Le recomendamos actualizar su navegador aquí o instalarse otros fantásticos navagadores gratuitos como Firefox o Chrome.

cuidamos tu sonrisa

ESPECIAL NIÑOS


Conviene acudir al dentista a una edad temprana (6-7 años) para ayudar a los niños a que se habitúen a un entorno desconocido, pierdan el miedo al dentista y aprendan que es importante cuidarse la boca y los dientes, mejorando sus hábitos higiénicos y alimentarios.

"Si es el primer contacto del niño/a con un dentista, te aconsejo simplemente decirle que va a ir a un lugar en el que le van a mirar si tiene todos los dientes y si muerde bien con ellos." Dice la Dra. Silvia Zubia.

Si el niño es miedoso o ha tenido una mala experiencia médica anterior, además de decirle la frase anterior, no es aconsejable utilizar frases como: "ya verás no te van a hacer daño" o "no duele nada". Es conveniente no hablarles de la visita dental hasta un poco antes de la misma para así no aumentar su ansiedad.

Estamos dentro del programa PADI

Es el Programa de Asistencia Dental Infantil, servicio preventivo y gratuito que cubre a niños en edades comprendidas entre los 7 y 15 años.

Somos especialistas en ortodoncia infantil, si quieres ampliar esta información pincha aquí

Sabias que

¿SABÍAS QUE...

Aproximadamente el 75% de los casos de mal aliento o halitosis se originan en la boca. Pero el mal aliento también puede deberse a problemas gástricos, sinusitis o gingivitis avanzada.
Si estás interesado en saber qué es lo que te causa el mal aliento pídenos una cita y
te ayudaremos a resolver tu problema.

Las últimas investigaciones sugieren que hay una relación entre la diabetes y la enfermedad de las encías debido a que los altos niveles de glucosa en la sangre facilitan la proliferación de bacterias en la boca. Afortunadamente, hay maneras de manejar las complicaciones bucales a causa de la diabetes.

Las denominadas "caries del biberón", que afectan a los niños más pequeños, son un trastorno grave que puede llegar a destruir los dientes de su hijo. Afortunadamente, se pueden prevenir. Consulte con su dentista las pautas a seguir.

La salud oral está vinculada con la salud general. Una salud oral deficiente puede vincularse a otras complicaciones de la salud como derrames cerebrales, enfermedades cardíacas y diabetes.

El "chupar limón" daña mucho a tus dientes. Ya que el limón contiene un ácido sumamente agresivo para los dientes y al estar continuamente en contacto con ellos, los desmineraliza severamente.

No basta con cepillar los dientes tres veces al día. La óptima higiene bucal implica cepillarlos después de ingerir alimentos, para impedir en mayor grado la formación de placa dentobacteriana.

Si se te cae un diente, ¡qué no se te ocurra reinsertarlo! Mételo en un vaso de agua o de leche y ve a ver a un dentista inmediatamente. El tiempo es crucial para poder salvar ese diente.

A lo largo de nuestra vida sólo tenemos 2 tipos de dentición. La primera son los dientes que tuvimos cuando éramos pequeños (un total de 20 dientes). La segunda dentición es la que tendremos el resto de nuestras vidas. Esta dentición es la que más tendremos que cuidar, porque ya no tenemos más...

Al día producimos en nuestras bocas ¡entre 1 y 2 litros de saliva! En toda una vida generamos tanta saliva que podríamos incluso llenar dos piscinas con ella. La saliva cumple con varias funciones como evitar que nos atragantemos con la comida, intensifica el sentido del gusto y proteger nuestros dientes de las bacterias que se generan en nuestra boca.

El uso prolongado del chupete o la manía de chuparse el dedo puede deformar el arco dental superior, causar una mordida cruzada o provocar dientes protuberantes en los niños. Antes de llegar a los dos años y medio, deberías quitarles esta costumbre a tus hijos.

Cita Previa 945 068 871

Cerambyx - diseño de paginas web en vitoria - Informatico a domicilio